Blogia
Cubaneo Cotidiano

PAPELES SON PAPELES...CARTAS SON CARTAS

PAPELES SON PAPELES...CARTAS SON CARTAS

Eso decía una cancioncita infantil de mis años mozos, que cantaba: "papeles son papeles, cartas son cartas, palabras...¿de tiranos?, todas son falsas...". Perdónenme la disgresión, pues ahora no recuerdo si la canción se refería a las palabras de "mujeres" o de "hombres", y por eso preferí ajustarlas a las que sí sé que son falsas, aún cuando sean dichas a...los doce años de edad.

Sí, porque la noticia que leía hace unos días atrás se refería a que en el próximo mes de Noviembre, mes de elecciones presidenciales en los Estados Unidos, se mostrará, como una curiosidad, una exposición de cartas de niños dirigidas a distintos presidentes norteamericanos, y entre ellas no podía faltar una carta muy curiosa, escrita en 1940, nada más y nada menos que por el Tiranosaurio Castro Ruz, mientras estudiaba en el Colegio de Dolores, en Santaigo de Cuba, y dirigida nada más y nada menos que al Presidente Franklin Delano Roosevelt.

La carta de marras, que lleva la firma de un Castro infante, dice en su encabezado (que estaría descabezado, pues no hay cabeza que pueda comprender la supuesta ingenuidad infantil con la desvergüenza del adulto que luego fue y aún ahora es): "Mi buen amigo Roosevelt". Cosa realmente rara, pues salvo que piense que sus deseos de que el negrito Obama salga electo Presidente este año y se deje mangonear por él y reestablezca relaciones amistosas, dudo que pueda llamarle "mi buen amigo" a algún presidente norteamericano, como llama igualmente al Gorila Bolivariano, al indito Morales o al solapado Correa. Por eso, al descubrirse esta carta, fue incluida entre las que se mostrarán en Noviembre próximo.

La carta está llena de ¿pletóricas? frases de ingenuidad infantil, al escribir algo que en su época sería impensable, aunque lógico en los precarios tiempos que viven hoy los niños cubanos: "Si le parece bien, envíeme un billete verde estadounidense de US$10 en la carta, porque nunca vi un billete verde estadounidense de US$10 y me gustaría tener uno". JA, JA, JA, ¿coleccionista de monedas el niño?, o ¿adorador de los papelitos verdes con fotos de presidentes muertos? 

En otra parte de la citada carta, el que luego acometería la nacionalización de todas las empresas mineras e industrias norteamericanas en 1960, le propondrá al Presidente hacer negocios en Cuba, al decirle: "Si quieren hacer barcos, yo puedo mostrarles la mayor mina de hierro en el país. Está en Mayarí, Oriente, Cuba", halagándolo por la posibilidad de que fuera reelegido nuevamente como Presidente, antes de pedirle los diez dólares:  "No sé mucho inglés. Pero sé lo suficiente como para escribirle. Me gusta escuchar la radio y estoy muy contento porque escuché que usted será presidente otra vez».

Imagino que el Tiranosaurio Decadente puede estar viviendo una confusión de sentimientos, entre avergonzado por su inocencia infantil manifestada en una carta al Presidente del país que considera su peor enemigo, y feliz de ver alimentado, una vez más, su ego, al ser elegida su carta para ser incluida en la muestra. Yo por aquello de la ingenuidad infantil repito: "Palabras son palabras, cartas son cartas, palabras de tiranos, todas son FALSAS"...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

barbara -

esta es la verdadera cancion no la que esta arriba papeles con papeles carta con carta dime las vocales cuales son a, e, i, o, u, a la vaca ya se va, e la vaca ya se fue, i la vaca ya esta aqui, o la vaca se murio, u la vaca eres tu.

HECTOR ALVAREZ -

QUE PASA, QUE NO VEMOS MAS ARTICULOS,SEGUIREMOS ESPERANDO.CHAOOOOOOOOOO.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres