Blogia
Cubaneo Cotidiano

TENGO MIEDO A ENAMORARME...

TENGO MIEDO A ENAMORARME...

No, no estoy hablando de mí, ni de mi pasado viaje a Cuba, ni de uno de esos boleros trasnochados que los borrachos cantan después de tomarse unos rones en el bar de mala muerte de la esquina de su casa...

No, se trata de el Segundón-en-Jefe, sí, la misma China, la Raulina Castro Ruza, quien al despedirse de su última parada de su tour sudamericana, como buena vedette politiquera castrocomunista -confesando sus conocidas, aunque secretas inclinaciones homosexuales-, expresó: ’"Me voy...porque tengo miedo a enamorarme de Brasil y de su pueblo..."

Yo no sé si es que el presidente Lula (que no Lalo, no se equivoquen, Lalo era el nombrete que le tenían puesto a un compañero de trabajo mío en Cuba, al que le decía: Lalo...la loca...) llevó al General-Presidente (como lo ha bautizado otra loca de renombre, el historiador de La Habana, Eusebio Leal Spengler) a pasear por las playas de Ipanema, donde dicen que se pavonean los más bellos y viriles machos brasileños, paseo que debe haberle revuelto las hormonas al Segundón-en-Jefe, como para tener miedo a enamorarse de algunos de los hipersexuales efebos (léase jóvenes) brasileños, que muestran impúdicamente sus casi desnudos cuerpos por las playas brasileñas.

Si no vean cómo todos los machangos-presidentes latinoamericanos han salido en defensa de la Cuba de los Castro, al punto de que el indito aymará presidente de Bolivia propuso que todos los gobiernos latinoamericanos expulsaran a los embajadores americanos hasta que el negrito Obama, nuevo presidente electo, suspenda el mal llamado "bloqueo" contra la dictadura castrense.

Miren sino, los pasitos de lambada que Castro II parece dar teniendo al presidente Lula justo en su retaguardia. No por gusto dicen que una imagen dice más que mil palabras.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

carlos -

No creo que halla revuelta en cuba, creo que lo mejor que puede pasar es que abran todas las puertas desde el exterior y se llene el pais por empresas y turistas que le den libertad económica a la gente y le quiten la dependencia del estado, se ganaria en información para la población ya que ni por tv, radio o prensa entra nada, además en caso de haber ciudadano de otros paises en grandes cantidades, se podria intervenir si aplicaran alguna represión contra ellos, debido a que estaría envuelto en la revuelta del pueblo, mientras el pueblo cubano no tenga ningun respaldo no podran hacer nada. pensarlo por favor, llevan 50 años haciendo lo contrario.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres