Blogia
Cubaneo Cotidiano
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

MORIRSE...(literalmente)...DE LA RISA

MORIRSE...(literalmente)...DE LA RISA

Comúnmente, cuando nos referimos a algo que nos produce mucha risa, al punto de la hilaridad, decimos que es "COMO PARA MORIRSE DE LA RISA", pero nadie podría creer que verdaderamente alguien llegara a morirse de la risa. En España y muchos de los países hispanoparlantes usamos algunas expresiones como: mearse (orinarse) de la risa, desternillarse de la risa, cagarse de la risa y otras parecidas.

Sin embargo, en la vida real sí han sucedido casos de personas que literalmente (o sea tal como se expresa en las palabras) han muerto de la risa. En estos días leía pasajes sobre la vida de varios escritores y poetas cubanos del siglo XIX, y encontré un caso concreto de una persona que murió de la risa.

Se trata, pues, increíblemente, del conocido poeta cubano Julián del Casal considerado, junto a José Martí, uno de los inciadores del Romanticismo (¿o del Modernismo?) en Cuba, quien se hallaba cenando con varios amigos, entre ellos el Dr. Santos Lamadrid, en la casa de éste último situada junto al Paseo del Prado de La Habana. Mientras comían, departían sobre diversos temas entre amigos y, ante un chiste contado por uno de los presentes, que movió por su gracia a la hilaridad de los concurrentes, Casal rió de tan buena gana que, instantes despues, su risa se vió interrumpida por una violenta hemorragia que puso fin a su joven existencia y a su carrera poética. Esto ocurrió el 31 de Octubre de 1893, fecha en la que los cubanos recordamos su muerte por causa de una risa desmedida. JA, JA, JA

Por eso, aunque muchos nos digan que es muy saludable reir, hágalo con medida, pues aunque parezca increible, al reir ante algún chiste picante o pasado de rosca, tenga mucho cuidado, no sea que...Ud muera (literalmente) de la risa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres