Blogia
Cubaneo Cotidiano

REFLEXIONES DE UN FRAILE TRASNOCHADO

REFLEXIONES DE UN FRAILE TRASNOCHADO

Muchos recordarán al fraile dominico brasileño -al que muchos le atribuyen erróneamente la condición de sacerdote, cuando sólo es un hermano religioso de la Orden de los Predicadores o Dominicos, fundada por Santo Domingo de Guzmán-, famoso por su alineación con la marxista corriente de la Teología de la Liberación y autor del libro "Fidel y la Religión", donde identifica a la Revolución Castrista con el Reino de Dios, y defiende a capa y espada al tirano decadente, reconociendo su despótico régimen como una obra evangélica de redención (debió haber dicho de explotación y manipulación) de los pobres.

El susodicho religioso brasileño, no pierde ocasión en apoyar al régimen castrista, al Gorila Bolivariano y a cuanto fantoche nacionalista marxista se levanta por estas tierras americanas. Es curioso que este "hombrecito de Dios", cuando viaja a Cuba, nunca visita a sus hermanos religiosos dominicos, ni comparte con ellos los votos de pobreza, hospedándose en Casas de Visita o Protocolo del gobierno, asistiendo a cuanta recepción y banquete oficial le invitan, moviéndose de un lado a otro en carros oficiales de protocolo, destinados a figuras de primera magnitud o jefes de estado, y hablando hasta por los codos en defensa del socialismo y de los dictadores de izquierda con los que se identifica muy bien, mientras reniega de sus votos religiosos de humildad, pobreza y caridad, al no compartir las realidades del pueblo que dice defender, pues no come lo que ellos comen, ni usa el transporte que el pueblo usa, ni comparte sus sufrimientos de cada día, aunque se identifica como un defensor de los sin voz en el tercer mundo.

Algunos rumoran que ante su cercana muerte, el tiranosaurio cubano ha pedido a Frei Betto que lo auxilie espiritualmente, facilitándole incluso la confesión. Lo que olvidan muchos es que un hermano religioso no es sacerdote ni puede administrar el sacramento de la confesión, pues de hacerlo estaría abusando de una autoridad que no posee. Otros hablan de un acercamiento del cuasi-difunto gobernante a la fe en que se educó -todos saben que estudió con los jesuitas en el Colegio de Belén-, y por eso se dice que durante la última visita del Macaco Menor (léase Hugo Chávez) a Cuba, ambos hicieron una visita incógnita al Santuario de San Lázaro en el Rincón (en el municipio habanero de Rancho Boyeros) para pedir por su deteriorada salud, pero como dice la gente sencilla, algunos "se acuerdan de Santa Bárbara cuando truena", y evidentemente de ser esto cierto, es innegable que ya le están tronando los oidos y la conciencia por todos sus asesinatos, crímenes, abusos e injusticias, y en los oidos le debe resonar el clamor que grita por un cambio en la sufrida Isla de Cuba.

Pues resulta, que el tal Frei Betto, tiene tiempo para escribir en los periódicos oficiales del gobierno cubano, y en el último de sus artículos, hace una especie de reflexión, un tanto trasnochada, en la que mezcla un lenguaje entre evangélico y cierta imitación al astrólogo Walter Mercado o al nuevo premio nobel convertido en salvador del medio ambiente contra el calentamiento global, mezclado con mucho de lo que ahora está de moda del New Age.

Entre sus reflexiones, hay una serie de consejos para que el pobre pueblo hambreado y olvidado de Cuba, la gente de a pie, la que se come el cable o muerde el cordován (léase: que sufre los problemas de cada día) los ponga como práctica cotidiana en sus vidas, para que se llenen de paz y armonía, y sigan reventándose aguantando un régimen que ya desgobierna por casi cincuenta años.

Y me atrevo a citar su artículo, donde expone ideas más cercanas a Al Gore y Walter Mercado, que al mensaje del verdadero Evangelio de Jesucristo (no en balde, los mismos marxistas con los que se identifica llaman a la religión "el opio del pueblo"), a la vez que invita a vivir los Derechos Humanos en la propia familia (mientras no denuncia su violación en Cuba), o propone no apegarse a la TV o a Internet (algo que los cubanos tienen prohibido acceder) y otras guanajerías más aceptables en Walter Mercado que en un verdadero religioso católico. Mensaje que, por lo demás considero trasnochado si lo dirige a un pueblo como el cubano, ansioso de un cambio que borre de una vez el tiránico régimen que le impide vivir en libertad, mientras lo mantiene en una auténtica situación de supervivencia y miseria.

Y cito: "En este año nuevo hazte nuevo, reduce tu ansiedad, cultiva flores en la esquina de tu alma, riega de ternura tus sentimientos más profundos, imprime a tus pasos el ritmo de las tortugas y la levedad de las garzas. No te mires en los otros; la envidia es un cáncer que mina la autoestima, fomenta la agitación y abre, en medio del corazón, el agujero en el que se precipita el mismo envidioso.

Mírate en ti mismo, asume tus talentos, cree en tu creatividad, abraza con amor tu singularidad. Evita, sin embargo, una mirada narcisista. Sé solidario; al extender hacia los demás tus manos estarás oxigenando tu propia vida. No te conviertas en rehén de tu egoísmo.

Cuídate de la lengua. No profieras difamaciones ni injurias: El odio destruye a quien odia, no al odiado. Cambia la maledicencia por la benevolencia. Comprométete a expresar al menos cinco elogios por día; tu salud espiritual lo agradecerá. No desperdicies tu existencia hipnotizado por la televisión o navegando alocadamente por internet, náufrago en el remolino de imágenes e informaciones que no consigues transformar en síntesis racional. No dejes que la espectacularidad de los medios anule tu capacidad de soñar y te transforme en consumista compulsivo. La publicidad sugiere felicidad y sin embargo no ofrece más que placeres momentáneos.

Centra tu vida en bienes infinitos, nunca en los finitos. Lee mucho, reflexiona, atrévete a buscar el silencio en este mundo ruidoso. Allí te encontrarás a ti mismo y, con seguridad, a Otro que vive en ti y que casi nunca es escuchado. Cuida tu salud, pero sin la obsesión de los anoréxicos ni la compulsión de quienes devoran alimentos con los ojos. Camina, practica ejercicios aeróbicos, sin descuidar acariciar tus arrugas, y no temas a las señales del tiempo en tu cuerpo. Frecuenta también una escuela de ejercitar el espíritu. Y ponle cremas revitalizadoras de la generosidad y de la compasión.

No le des importancia a lo fugaz, ni confundas lo urgente con lo prioritario. No te dejes arrastrar por las modas. Haz como Sócrates: observa cuántas cosas se ofrecen en los mercados que tú no necesitas para ser feliz. Jamás dejes pasar un día sin un momento de oración. Si no tienes fe, sumérgete en tu vida interior, aunque sólo sea durante cinco minutos. No te dejes desilusionar por el mundo que te rodea. Así lo hicieron personas semejantes a nosotros. Has de saber que estás llamado a transformarlo. Si te causa fastidio la política, recibirás la gratitud de los políticos que la corrompen. Si eres indiferente, te lo agradecerán los que se apegan a ella. Si reaccionas y actúas, te podrán temer, pero la democracia se hará más participativa.

En el 2008 celebraremos el 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Practícala en tu casa, con tus hijos y tu compañero(a). No trates a tu empleada como a una semiesclava. Remunérala con un salario digno y permítele que pueda mejorar la calidad de su vida. Arranca de tu mente todos los prejuicios y de tus actitudes todas las discriminaciones. Sé tolerante, ponte en el lugar del otro. Todo ser humano es el centro del universo y es morada viva de Dios. Antes pregúntate a ti mismo por qué provocas en alguien antipatía, rechazo o disgusto. Revístete de alegría y serenidad. La vida es breve y de antemano sabemos que vamos a morir.

Haz algo para preservar el medio ambiente, para sanear el aire y el agua, para reducir el calentamiento global. No uses material no biodegradable. Trata la naturaleza como lo que ella es de hecho: tu madre. De ella viniste y a ella volverás; vives del beso que te da continuamente en la boca: ella te nutre de oxígeno y de alimentos.Reserva un espacio en tu jornada para conectarte con el Trascendente. Deja que Dios acampe en tu subjetividad. Aprende a cerrar los ojos para ver mejor."

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres