Blogia
Cubaneo Cotidiano

RECORDAR ES VOLVER A VIVIR

RECORDAR ES VOLVER A VIVIR

Hoy 25 de enero, hace ya diez años, se produjo la visita, por primera vez en la historia de Cuba, de un Papa, Juan Pablo II. Para los que vivimos personalmente esa experiencia constituyó una vivencia única e irrepetible dentro de las coordenadas políticas y temporales en que se desarrolló. Fueron muchas las emociones y sentimientos vividos en esos días, que conmovieron la vida de tanta gente dentro y fuera de Cuba. Parecía un milagro imposible realizado, y aún cuando a la distancia de diez largos años parezca no haber cambiado nada, muchas cosas han cambiado desde esa fecha hasta ahora, aunque no hayan sido todas las que qusiéramos y esperábamos. Pienso que hoy más que nunca "la esperanza todo lo alcanza y todo lo puede".

Por eso quisiera recordar uno de los hechos más significativos de la visita de Juan Pablo II a Cuba, que yo personalmente considero que, por esperado y necesario, no podría dejar de recordar. Me refiero al discurso de bienvenida que el Arzobispo de Santiago (hoy retirado) Mons. Pedro Meurice Estiú dirigió al Papa, expresando proféticamente, en tanto denuncia y anuncio, las verdades que nunca antes en cuarenta años de Castrocomunismo nadie se había atrevido a decirle al tirano y a su corte oficial, y que hoy yo quiero recordar las partes más importantes de ese discurso:

"Santidad: éste es un pueblo noble y es también un pueblo que sufre. Éste es un pueblo que tiene la riqueza de la alegría y la pobreza material que lo entristece y agobia casi hasta no dejarlo ver más allá de la inmediata subsistencia....Nuestro pueblo es respetuoso de la autoridad y le gusta el orden, pero necesita aprender a desmitificar los falsos mesianismos. Éste es un pueblo que ha luchado largos años por la justicia social y ahora se encuentra, al final de una de sus etapas, buscando otra vez, cómo superar las desigualdades y la falta participación...Deseo presentar en esta Eucaristía a todos aquellos cubanos y santiagueros que no encuentran sentido a sus vidas, que no han podido optar y desarrollar un proyecto de vida por causa de un camino de despersonalización que es fruto del paternalismo. Le presento además, a un número creciente de cubanos que han confundido la Patria con un partido, la nación con el proceso histórico que hemos vivido en las últimas décadas, y la cultura con una ideología. Son cubanos que, al rechazar todo de una vez sin discernir, se sienten desarraigados, rechazan lo de aquí y sobrevaloran todo lo extranjero. Algunos consideran ésta como una de las causas más profundas del exilio interno y externo.....

Santo Padre: Durante años este pueblo ha defendido la soberanía de sus fronteras geográficas con verdadera dignidad, pero hemos olvidado un tanto que esa independencia debe brotar de una soberanía de la persona humana que sostiene desde abajo todo proyecto como nación.....

Hay otra realidad que debo presentarle: la nación vive aquí y vive en la diáspora. El cubano sufre, vive y espera aquí, y también sufre, vive y espera allá fuera. Somos un único pueblo que, navegando a trancos sobre todos los mares, seguimos buscando la unidad que no será nunca fruto de la uniformidad sino de un alma común y compartida a partir de la diversidad..."

QUE DIOS Y LA SANTISIMA VIRGEN HAGAN REALIDAD LOS DESEOS DEL PUEBLO CUBANO EN ESTE DECIMO ANIVERSARIO DE AQUELLA VISITA QUE NOS HIZO VIVIR DIAS ESTREMECEDORES Y PROFETICOS COMO SIGNO DE ESPERANZA Y DE FUTURO PARA NUESTRA SUFRIDA PATRIA.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

MARTHA -

GRACIAS POR DARNOS LA VIVENCIA DE UN INSTANTE NO VIVIDO FISICAMENTE EN EL NUESTRA HERMOSA Y ADORADA CUBA!....QUE A PESAR DE LOS PESARES SIGUE Y SEGUIRA SIENDO HERMOSA!!!!!!!!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres