Blogia
Cubaneo Cotidiano

HACIENDO UN POCO DE HISTORIA

HACIENDO UN POCO DE HISTORIA

Como en el artículo anterior ("si yo llego a saber que el perico...") me refería a la verborrea incontenible del Tiranosaurio C(C de Castro, no de Cagalitroso, valga la aclaración) Ruz, y a sus discursos les llamo eufemísticamente (o sea burlándome de él con toda intención) catilinarias, ahora les hago la historia de quien fue Catilina y de por qué a los discursos de los que como el Innombrable Castrense y Cicerón, cuando los dictan para ejercer una dictadura, incluso de la libertad de expresión, se les llama catilinarias. Sirva esta explicación como una forma de aumentar y enriquecer nuestra cultura general.

En el año 66 A.C.  Catilina se presesenta a las elecciones para el consulado de Roma, pero es borrado de las listas de candidatos al ser acusado de malversación durante el período en que estuvo encargado de la administración de Africa. Catilina se presenta a sí mismo como el campeón de los pobres y los oprimidos (cualquier parecido con el exMandamás-en-Jefe es pura coincidencia) contra los cónsules y el Senado. En el año 65 se defiende de la acusación de concusión y es absuelto. En unas nuevas elecciones (64 A.C.), se une a Antonio para crear agitación social contra Cicerón. Asustados, los senadores y caballeros se unen para elegir a Cicerón cónsul.

El 1º de Enero (!qué casualidad, esta fecha me recuerda el triunfo de la Robolución!) del 63 A.C. Cicerón toma posesión de su cargo de Cónsul (o sea de Mandamás-en-Jefe), combatiendo a los demócratas. En Octubre, Catilina se presenta nuevamente a las elecciones, y su aliado Gayo Manlio, que había sido centurión con Sulla, recluta en Etruria un ejército de descontentos. También Craso es amenazado. Cicerón convoca al Senado en medio de una situación de pánico general y se emite un decreto confieriendo a los cónsules poderes dictatoriales. Catilina, furioso, decide incendiar secretamente Roma mientras el ejército de Manlio está llegando a las puertas de la ciudad. Los conjurados se reúnen por la noche en casa de Porcius Laeca para acabar definitivamente con Cicerón, pero éste es advertido y logra salir indemne. 

Cicerón convoca entonces al Senado para convencerles de la necesidad de detener a Catilina y pronuncia su Primera Catilinaria (o discurso contra Catilina). Estamos en el mes de Noviembre. En este discurso Cicerón alcanza su fin sólo en parte: Catilina abandona la ciudad, pero sin sus secuaces. Mientras éste llega al campamento de Manlio, Cicerón pronuncia su Segunda Catilinaria, en la que se dirige contra los partidarios de Catilina y pide que sean castigados. Este discurso es pronunciado ante el pueblo. Comienza la guerra en Roma. 

El 3 de Diciembre Cicerón arresta a los conjurados y se dirige al Senado. Por la tarde cuenta al pueblo lo que ha sucedido durante la sesión  a través de la Tercera Catilinaria. El 5 de Diciembre presiona al Senado para que los conjurados sean ejecutados discurseando su Cuarta Catilinaria, como finalmente se hace, y Cicerón es llamado “Padre de la Patria”. El 5 de Enero del 62 A.C. Catilina es derrotado y muerto con sus partidarios en Pistoya. Y hasta aquí la historia de Catilina y de los discursos de Cicerón contra Catilina, y al que le sirva el sayo que se lo ponga.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

M. Ines -

Una vez mas la historia se repite y Catilina "Castro", el supuesto defensor de los pobres y oprimidos, esta pagando por la maldad que se esconde en el mismo y que muy pronto tendra que compadecer ante el juez (Dios) que le juzgara sus catilinarias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres