Blogia
Cubaneo Cotidiano

SANTA PROFECIA

SANTA PROFECIA

Desde el pasado 23 de diciembre (2007) se está celebrando en todo el mundo (especialmente en España y Cuba) un Año Claretiano, en homenaje al Bicentenario del Nacimiento del Santo Obispo Antonio María Claret y Clará. Y pienso que es importante recordar a este santo español que también pertenece de algún modo a Cuba, pues fue Arzobispo de Santiago de Cuba y trabajó arduamente por el bienestar y prosperidad de nuestra patria.

Nacido el 23 de Diciembre de 1807 (hace 200 años ya), desde joven trabajó como tejedor y dibujante (dibujando hermosos diseños para los tejidos) y aunque sus padres trataron de encaminarlo en esa dirección, al descubrir su vocación religiosa, estudió para hacerse sacerdote, siendo ordenado en 1835. Con una profunda vocación misionera, intenta incorporarse a la Congregación para la Propaganda de la Fe (misiones) en Roma, donde ante la imposibilidad de hacerlo se incorpora a una experiencia con los jesuítas, que parecía encaminarlo en ese sentido, pero por motivos de enfermedad regresa a España, donde como diocesano se empeña en misionar y extender la fe, creando en 1849 una  asociación de sacerdotes misioneros bajo el título de Congregación de Misioneros del Corazón de María (tanta era su devoción a la Santísima Virgen).

En ese mismo año es nombrado Arzobispo de Santiago de Cuba, partiendo a sud estino en 1850. Allí desarrolló su labor pastoral misionera, visitando la intrincada geografía oriental, entre campos y montañas, a lomo de burro. Creó instituciones como las Cajas o Cooperativas de Ahorro y Créditos, así como una experiencia de "escuelas al campo" para niños y jóvenes huérfanos o abandonados, a los que se les educaba y a la vez trabajaban por su propio sustento. Poco después es nombrado Confesor de la Reina Isabel II, por lo que regresa a España, donde continúa su actividad pastoral y misionera.

En España funda la Academia de San Miguel que promueve la cultura y la educación, integrada por intelectuales y artistas católicos, a la vez que proyecta y funda las Bibliotecas Populares Parroquiales. Funda la comunidad de los padres agustinos de El Escorial y crea en ese lugar una importantísima biblioteca con miles de libros. Acompaña a la reina a su exilio en Francia, y viaja a Roma donde se entrevista con el Papa Pío IX, participando en el Primer Concilio Vaticano (I), donde apoya el principio de la "infalibilidad papal". Finalmente muere en el Monasterio de Montfreda (sur de Francia), el 24 de Octubre de 1870, en olor de santidad, siendo trasladados sus restos a Barcelona. Fue beatificado en 1934 y canonizado en 1950, y declarado patrono de las Cajas de Ahorro y de los fabricantes y trabajadores textiles.

Pero, lo que quiero recordar hoy es la profecía que este santo hiciera hace ya muchos años, cuando en uno de sus viajes misioneros a la Sierra Maestra, sufrió un desmayo y en visión profética previera lo que luego narraría en su Autobiografía, que muchos desconocen y hoy quiero compartirles en sus propias palabras:

"A esta Sierra Maestra vendrá un joven de la Ciudad y pasará un corto tiempo cometiendo hechos muy lejanos a Los mandamientos de Cristo, habrá inquietud, desolación y sangre, vestirá uniforme no tradicional, jamás visto en el país, muchos de sus seguidores llevarán rosarios y crucifijos colgados al cuello e imágenes de muchos Santos junto a armas y municiones, este joven bajará de Las estribaciones de la Sierra Maestra con barbas y muchas veces fumando un puro, será recibido con fervor por el pueblo cubano, al cual lo engañará. Lo dividirá y lo dejará sumido en angustias con mucho dolor y sangre.
La república será entregada a un hombre que viene de un país muy lejano, que hablará un lenguaje que no es ni castizo ni Romano. Con la riqueza de la isla Cuba entregará la soberanía y la independencia por la que hoy se lucha. Todos los c
ubanos serán presos y esclavos de un sistema maléfico. 
Este joven gobernará por casi cuatro décadas, cercano a medio siglo, en ese tiempo habrá sangre, mucha sangre, el país quedará desvastado, cuando se cumpla ese tiempo, ese joven que ya será viejo, caerá muerto y entonces el cielo cubano se tornará limpio y azul sin esta obscuridad que ahora me rodea.
Se levantarán columnas de polvo y otra vez la sangre abnegará el suelo cubano por unos pocos días, sin embargo como dice el refrán "Después de la tempestad llegará la bonanza", cuando esto ocurra, vendrá un estado de alegría, paz y unión entre cubanos, y la república florecerá como nadie podrá imaginar. 
Habrá un gran movimiento de barcos en las aguas, que de lejos las grandes bahías de Cuba parecerán ciudades enclavadas en el mar.
Habrá venganzas y revanchas entre grupos dolidos y otros codiciosos, que por corto tiempo empañarán de lágrimas los ojos. Después de estos días tormentosos, lo mejor para Cuba estará por venir. Se erradicarán enfermedades, vendrá el arrepentimiento, se extinguirán falsas religiones, la fe Cristiana entrará en los corazones ateos. 
Después de toda esta catástrofe que ahora veo, saldrá el arco iris, anunciando la paz y la prosperidad para todos Los cubanos. Cuba será la admiración de toda América, incluyendo la del Norte."

A buen entendedor, con pocas palabras.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Lady Fingers -

Amen.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres