Blogia
Cubaneo Cotidiano

LOS HIJITOS DE PAPA

LOS HIJITOS DE PAPA

Me parece muy curioso y hasta relevante que los periódicos de todo el mundo destaquen en estos días el obligado regreso del Príncipe Henry (Enrique lo nombran en un estúpido intento de españolizarlo) de Afganistán, donde cumplía servicio militar como soldado en el frente de batalla contra los talibanes. ¿Quién creería esto posible entre la rancia nobleza inglesa, que uno de los herederos del trono, el tercero en la línea sucesoria, deseara y se le permitiera ir al campo de batalla en un país extraño?

Lo mejor de esta noticia es cuando pensamos en los Hijitos de Papá, como les llamamos en Cuba que, mientras los hijos de Pepe el Globero (otra expresión cubana para hablar de los ciudadanos comunes) han sido mandados a cuanta guerra se le ha ocurrido al Tiranosaurio Decadente enviarlos: Angola, Mozambique, Namibia, Etiopía, Somalia, Yemén, Granada, etc, etc., etc., los hijos de los dirigentes del gobierno castrocomunista, vivían como Carmelina (léase como les dá la gana), escogiendo las mejores carreras en la Universidad, vacacionando en Varadero, viajando por el mundo, heredando beneficios, prebendas y privilegios de sus papacitos y mamacitas que, cual esforzados héroes, lucharon contra la injusticia social, para establecer su injusticia socialista.

Recuerdo en mis tiempos de estudiante, como la hija de Enrique Níñez Jiménez (que ahora dicen que su mujer era querida de Fidel Castro), disfrutó sacrificadamente en las Olimpiadas de Montreal, en Canadá, en 1976, y ahora está casada con un empresario chileno Max Marambio (quien dice representa los intereses castristas en ese país, donde los hijos y familiares del tirano han comprado propiedades para un futuro escape). No olvido cómo el hijito de Ramiro Valdés, otro "hijito de papá" ilustre, podía viajar a cualquier parte del mundo (incluido el Miami de la mafia cubanoamericana) a disfrutar de los conciertos de su grupo musical preferido: el grupo de rock sinfónico inglés Queen. No se me olvida cómo la hijita del Che Guevara, que ahora se dedica a viajar por el mundo, con su doble nacionalidad de conveniencia: cubana y argentina (cosa prohibida en Cuba, donde nadie puede tener doble nacionalidad, excepo los hijitos de papá), quien en cierta ocasión se fracturó una pierna, y la llevaban desde las aulas hasta el dormitorio (en esa época estudiaba en la Escuela Militar Camilo Cienfuegos) en auto con chofer privado, mientras una hija de Pepe el Globero con la clavícula fracturada debía hacer a pie el mismo y largo recorrido.

Ninguno de los Hijos de Papá de la dictadura cubana ha tenido que pasar el Servicio Militar Obligatorio, ninguno ha tenido problemas para escoger carreras universitarias, ninguno ha tenido que trabajar duramente en las Escuelas al Campo, ninguno ha participado en las guerras internacionalistas como mercenario de Castro al servicio de la expotencia soviética, ninguno ha pasado sus vacaciones en un pequeño apartamento hacinado de calor y sin nada en el refrigerador (sólo pomos de agua, por lo que se les llama eufemísticamente a esos equipos "coco de agua") viviendo en una perfecta promiscuidad con otros tantos parientes por la caótica situación habitacional en que el pueblo cubano vive.

Y para colmo, ahora muchos de los hijitos de papá se dan el lujo de "disentir" de la situación económica cubana, y salen exiliados legalmente a cuanto país podríamos imaginar, entre los preferidos ellos están Canadá, donde muchos altos oficiales de la inteligencia y la seguridad militar envían a sus hijitos y establecen cuantiosas cuentas en los bancos; España, donde los gusanos son "mariposas", porque no es lo mismo España que Miami, y donde vive hace muchos años la hija de Carlos Rafael Rodríguez, codeándose con la intelectualidad progre-izuierdista; o el hijo de Eusebio Leal, quien mantiene un negocio de venta de obras de arte del Patrimonio Cubano, en la condal ciudad de Barcelona. Pero no por eso algunos dejan de desear estar en Miami, donde van de visita o se establecen otros, como el hijito de Ramiro Valdés, sí, el mismo que adoraba a los rockeros de Queen, que hace pocos años atrás presentó unos videos e hizo declaraciones incluso contra su propio padre, que aún se encontraba a la sombra del poder, dedicado sólo (supuestamente) a las computadoras, pero que ahora emerge como el segundón de Raúl Castro, aún desde un poder tan aparentemente insignificante como el Ministerio de Comunicaciones y Computación.

Nada, que los Hijitos de Papá sí que viven bien, casi a la altura de la más alta nobleza real inglesa, pues a nadie se le ocurriría que ellos pedirían (por nada del mundo) ir a la guerra en Afganistán o a Iraq, cuando más a la Riviera francesa o a la Costa del Sol española, porque ellos no fueron engrendrados para sufrir ni para pasar necesidades, pues por algo sus padres tiraron muchos tiros (en combates imaginarios) en la Sierra Maestra, para engrosar las filas de la Aristocracia Revolucionaria de los Castro. AMEN  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres