Blogia
Cubaneo Cotidiano
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

A TODOS LOS PERROS LES LLEGA SU DIA

A TODOS LOS PERROS LES LLEGA SU DIA

Con perdón de esos cariñosos y leales animalitos domésticos, no me refiero a ellos, aunque utilice su nombre, acordándome de una canción de por allá, por los años 60´s, que decía algo así como que "a todos los perros les llega su día", frase que utilizo para titular mi comentario de la noticia que acabo de leer acerca del juicio que se le ha iniciado en Polonia al dictador comunista General Wojciech Jaruzelski, el cual desgobernó en los últimos años antes de la caída del Bloque Comunista del Este, quien reprimió salvajemente toda oposición al sistema totalitario que reinó bajo la sombra de la Unión Soviética, y en especial al sindicato obrero Solidaridad, al establecer en 1981 el toque de queda y declarar al país en "estado de guerra", para justificar el cercenamiento de todas las libertades civiles, por las que muchos polacos murieron y otros tantos fueron apresados para mantener el régimen comunista.

Por eso ahora son juzgados junto a él, algunos de los militarotes de su camarilla que decían haber tomado esa medida para "evitar una intervención del ejército ruso", como sucediera en Hungría y Checoslovaquia en los años 1956 y 1968. Tristemente, parece que la justicia llegara un poco tarde, pues ha habido que esperar el establecimiento de la democracia para llevar a los tribunales a aquellos asesinos y a sus esbirros, que hoy pasan de los 80 años de edad, y piden clemencia por sus padecimientos y enfermedades, luego de masacrar sin clemencia alguna a los que pacíficamente, sin arma alguna, pedían reformas, derechos y libertad. Para justificarse esperan que incluso, el expresidente ruso Mijail Gorbachov, ejecutor de la desaparición de la URSS, estifique a su favor, diciendo que de no haberlo hecho, los rusos habría invadido su país.

Los cubanos que sufrimos igual experiencia, esperamos también porque a los perros lobos de nuestra Isla, les llegue también su día. No es deseo de venganza, no es ansias de castigo, es deseo de que se haga justicia. No sabemos si se realizará la justicia humana, si será la de la historia, la justicia de la vida misma que les pasará la cuenta o si será la de Dios, pero confiamos en que más tarde que temprano, veremos a los que han oprimido a nuestro pueblo comparecer ante el banquillo de los acusados, para sanar las heridas de un peublo que merece vivir en paz, con prosperidad y con justicia.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres