Blogia
Cubaneo Cotidiano

SI YO LLEGO A SABER QUE EL PERICO ERA SORDO...

SI YO LLEGO A SABER QUE EL PERICO ERA SORDO...

Así sonaba una famosa canción cubana de los 60-70´s que cantaba: "Si yo llego a saber que el perico era sordo, no paro el tren...", que dentro del espíritu guarachero de Ñico Saquito (el mismo de "María Cristina me quiere gobernar...") suponía una jarana sobre alguien que no escucha y por más que uno le advierte, termina pasándole el tren de las realidades de la vida por encima. Esto no significa que los pericos sean sordos, sino que algunos humanos aparentan o se hacen los sordos por su puñetero empeño de hablar y hablar sin dar espacio a los demás.

Eso es lo que le ha pasado a nuestro Jurásico Coma-Andante, que en su egolatría (empeño en ser el centro o el ombligo del mundo) ha desarrollado en sus casi 50 años de desgobierno dictatorial una especial e incontrolable hemorragia de palabras o diarrea verbal, sólo comparable con el de un pequeño animalito (¿lo de pequeño significará que su tamaño lo hace empeñarse en su manía de grandeza?) de la fauna africana, conocido como el papagayo gris africano (Psittacus erythacus es su nombre científico en latín), que está considerado el ave más “parlanchina”, existiendo ejemplares que llegan a poseer vocabularios de cerca de 800 palabras (demasiadas para su tamaño y posibilidades vocales).

Y es que el ex-Mandamas-en-jefe cubano (que ahora está siendo imitado ejemplarmente por el Gorilón Bolivariano) desde su juventud desarrolló durante largo tiempo una insoportable locuacidad incontenible (no hay quien lo aguante, ni lo soporte, ni lo detenga) de hablar y hablar y hablar, sin parar de hablar, al punto de que en el año 1960 rompió el récord Guiness al discurso oficial más largo de la historia, durante su aparición en el podio de las Naciones Unidas durante seis interminables horas sin parar (dicen que muchos abandonaron la sala y otros roncaban sonoramente en sus asientos, evitando tener que tomar somníferos para combatir el insomnio). 

Los cubanos sabemos que su incontinencia ha permitido que ese pequeño récord fuera roto por él mismo en las largas catilinarias que nos hemos zumbado durante los casi 50 años de su dictadura (decía él, que al lado de la de dicatdura chilena de Augusto Pinochet, la suya era una dictablanda, ¿quién se lo va a creer?) durante los actos del 26 de julio, 1ros de mayo o en cualquiera otra de las mil oportunidades en que invadía los micrófonos y cámaras de la TV cubana (que era impuesta a todos los cubanos como un mandamiento inviolable, a partir del control de la programación televisiva que ostenta el gobierno robolucionario castrense).

Por eso, a pesar de su pequeñez y vivencia en las intrincadas selvas africanas, se le perdona al pobre Psittacus erythacus sus 800 palabras, ya que a pesar de que se dice que el mismísimo Gabo (afamado escritor colombiano Gabriel García Márquez, amigo íntimo del dictador) le escribía sus discursos entre 1980-90, ahora que ya no tiene ni voz apenas, ni aparece por TV, para no dar lástima en su deplorable estado de decadencia, ahora el Cagalitroso-en-Jefe se dedica a escribir seniles reflexiones, saltando de palo pa´rumba sobre cualquier tema que le pasa por su reblandecida mollera.

Nada, que si yo llego a saber que el perico era sordo, dejo que el tren le pase por arriba y lo deje como una calcomanía pegada a las líneas ferroviarias (o al decir en buen cubano: como la buena plasta de mierda que es) que ya a nadie dice nada ni le significa nada. AMEN. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres