Blogia
Cubaneo Cotidiano

EL HIJO DE PEPE EL GLOBERO

EL HIJO DE PEPE EL GLOBERO

En mi pueblo cuando que se  quería decir que una persona era un Don Nadie, se le llamaba “el hijo de Pepe el Globero”, pero cuando era un niño, el brasileño Adelir de Carli fue testigo de una protesta ecologista contra el uso de fertilizantes tóxicos, y le fascinó el vuelo de una bandera pirata atada a unos globos. Por lo que en clase le preguntó a la maestra: "¿Puede un hombre volar atado a unos globos?". La maestra contestó: “No, no puede”. Por eso, ante le pregunta temerosa de sus feligreses: "¿padre, por qué con globos?”, su respuesta fue: “Con globos si se puede”. El cura volador interpretó aquella negativa de su maestra como un desafío. Atado a un racimo de globos, quería subir a los cielos durante 20 horas, romper así un récord y recaudar dinero. La finalidad de la aventura (frustrada el pasado 20 de abril) era construir un hogar de acogida para 200 camioneros al lado de su iglesia, en la portuaria ciudad de Paranagua, sus razones eran que "Los pobres camioneros se quedan hasta una semana en la fila esperando para descargar en el puerto”, por lo que el cura sufría con eso. "¿Por qué ayudar a los camioneros, en lugar de ayudar a los pobres?", y la respuesta estaba en su infancia, cuando marchó a Paraguay con su familia de humildes agricultores. A los 15 años, regresó a Brasil. Trabajó de gasolinero en la estación de servicio de sus tíos, mientras recupera cinco años de retraso en los estudios. "En esta etapa se da cuenta de lo que sufrían los que están en las carretera.

Su vocación sacerdotal fue tardía, se ordenó sacerdote con 36 años y a esa altura era un fanático de los deportes de aventura. Practicaba paracaidismo y parapente, le encantaban el rafting y el buceo, también escalaba montañas. El gusto por la aventura no lo aparentaba. "Me entristece que la gente diga que era un loco - dice una feligresa, tenía un plan. Puede que no fuera el mejor, pero lo tenía. Eso sí, su defecto era ser muy cabezón". La fama de terco acompañó a Adelir, como también la de ser un tipo estricto. Su superior en el seminario, se acuerda de sus rarezas. "No se trataba de un seminarista normal, era un rabo de lagartija (¿qué querría decir con eso, que era obstinado?), por lo que tuve que ponerle freno. Si la tarea del día para los seminaristas era hacer una huerta, él hacía dos. Si le tocaba controlar el trabajo de los más jóvenes, contaba cada minuto de retraso de cada uno. Todo lo hacía así. Le gustaba volar alto", añade.

En la tarde del día 20 de abril, 5.000 fieles se reunieron alrededor de la parroquia. Estaban optimistas. En enero, el "cura volador" había probado exitosamente con 500 globos. Según el pronóstico matutino del tiempo, el viento soplaba en la dirección correcta. Pero como es normal el tiempo cambió de manera súbita. La lluvia repentina hizo que los tres helicópteros que acompañarían al cura abandonaran la misión. Le dijeron que lo suspendiera, pero él dijo que no, que la lluvia no lo molestaría y que estaría sobre las nubes. Y que allí se encontraría un lindo sol y un cielo de un azul infinito". Así pues, ignorando el consejo de la profesora y de sus parroquianos, Adelir despegó y  nunca más volvió, y sólo encontraron sus restos incompletos en el mar, comprobándose su identidad luego de chequear el ADN.

Otro cura loco, qué será de los pobres fieles si a todos los curas les da por meterse a rockeros o a cosmonautas....??? 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Lady Fingers -

Que seran de los fieles? Se volveran Protestantes...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres