Blogia
Cubaneo Cotidiano
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

PROHIBIDO PROHIBIR

PROHIBIDO PROHIBIR

Ése era el lema de la revolución estudiantil del París de 1968, que cumple por estos días cuarenta años de este movimiento social que en gran medida transformó la visión del mundo. Pero los regímenes totalitarios, los ya desaparecidos del bloque del Este de Europa, y los que quedan hasta hoy como rémoras aferradas al poder, ya sea en Corea del Norte, Cuba o China, continúan limitando las libertades de sus pueblos en el ejercicio de una mal llamada "dictadura del proletariado", que en realidad lo que manifiestan es la dictadura de unos pocos sobre una gran mayoría.

Por eso no nos extrañan las últimas noticias acerca de la preparación que ha hecho el Partido y Gobierno comunistas de China, con vistas a la celebración, dentro de unos pocos días, de las Olimpiadas de Verano 2008 en la capital del coloso asiático, Beijing (que antes, no entiendo aún por qué, le llamaban Pekin ).

Y es que las últimas noticias nos llaman la atención por lo raras y estrafalarias que nos parecen. Veamos: está prohibido andar en pijamas por las calles (pobre los sonámbulos si los agarran por ahí), o con los pantalones arremangados hasta las rodillas o las camisetas por encima de la barriga; las mujeres mayores (no se sabe mayores de qué edad, ¿?, mayores de 40, 50 u 80???) no pueden llevar la falda con menos de tres centímetros por encima de la rodilla, y las jóvenes no tan cortas y atrevidas. Tampoco se puede escupir en la calle (esa sí la apruebo, pues parece una mala costumbre china, que yo recuerdo de los habitantes del Barrio Chino de La Habana, que siempre andaban escupe que te escupe), ni armar líos en la puerta de los autobuses, por lo que deben hacer cola o fila ordenadamente; tampoco se pueden sacar los zapatos de los pies cuando viajan en el tren o el autobús, ni se puede estrechar la mano de una persona por más de tres segundos o mirar fijamente a los ojos al interlocutor más del tiempo prudencial.

Nada, que el Partido y el Gobierno chinos se han dado la tarea de urbanizar a los mal habituados chinos que por lo visto parecen ser unos cerdos según sus propios gobernantes, que han editado millones de folletos y han impartido cursos obligatorios (como todo en el comunismo que es obligatorio, aunque lo llamen voluntario) para millones de personas, con el fin de dar una buena imagen a los extranjeros que los visitarán, a la vez que les orientan que no deben darle información a nadie que les pregunte acerca de sus familias, ingresos económicos, salarios o problemas matrimoniales. Por eso, el Compañero Zheng Mojie, Subdirector de la Oficina de la Comisión para la Construcción de la Civilización Espiritual de la ciudad capital (tremendo titulito el de la susodicha comisión), comenta que: "Hemos notado una gran mejoría en las maneras de comportarse el público en los últimos tiempos...Ayer cuando iba en mi coche, traté de ver si alguien ( de los que andan a pie) escupía en el suelo, y no ví a nadie." Como podemos ver, no sólo los educan sino que los chequean y vigilan, en especial a los pobres  muertos de hambre socialistas que andan a pie, pues sólo los jefes tienen coche.

Es por eso que ellos insisten en que el socialismo, o su hermano gemelo el comunismo, es superior, porque en eso de prohibir, chequear, vigilar y coartar las libertades se llevan el premio, lo demás es cuento de camino.      

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres