Blogia
Cubaneo Cotidiano

LLEGADA AL INFIERNO

LLEGADA AL INFIERNO

Al salir del edificio del aeropuerto, me esperaba un nuevo reto, pues luego de reservar el pasaje para Cuba, había hecho la reserva del auto que rentaría para enfrentar el problema de la transportación que, desde que tengo uso de razón sé que en Cuba es horrible el sistema de camellos, autobuses, almendrones o autos de alquiler privados y taxis. Por ello alquilamos, teniendo en cuenta la temporada (alta o baja) del turismo, para encontrar la opción más viable y económica, un auto mediano económico, que por doce días nos salió al equivalente de unos 1500 dólares, o sea, más de 120 dólares diarios, ¡toda una fortuna, en comparación con la renta de autos en cualquier otra parte del mundo!

Por eso no entiendo cómo el pueblo de Cuba vive en tanta pobreza, pues las autoridades a la hora de hacer negocios lo exprimen a uno hasta la última gota, pero nada les llega a la pobre gente. Finalmente me tocó un Hyundai del 2005, casi nuevo, con poco kilometraje andado y económico en el gasto de gasolina, que se paga, ¡nada más y nada menos que a U$ 1.80 el litro!, lo que significa unos U$ 7.20 el galón que multiplicado por los 10 galos de capacidad del tanque, son unos U$ 72.00 cada vez que lo llenas completo. Afilen la punta del lápiz y saquen cuenta.

Luego de chequear las gomas, el tanque lleno, el millaje y que no tuviera rayones ni golpes en la carrocería, finalmente salimos del aeropuerto y sus alrededores con destino a La Habana. Manejé dificultosamente por las destruidas calles habaneras, sorteando baches, huecos y desniveles que hacían parecer que la ciudad había sido bombardeada hacía poco tiempo, pero como buen habanero, sé que el bombardeo ha sido sistemático durante los últimos 50 años, por la desidia y el abandono a que se han visto sometidos el país, los edificios, las calles y las personas, por parte de un gobierno tiránico que poco o nada le importa más que mantener el poder y enriquecer a sus dirigentes a costa de la empobrecida gente que trabaja, lucha y sufre sin esperanza alguna.

                                                                                                                                                                                                (continuará)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres