Blogia
Cubaneo Cotidiano
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EL TIEMPO Y LA AUSENCIA...

EL TIEMPO Y LA AUSENCIA...

Como bien dice (¿o canta?) Juan Manuel Serrat en una de sus canciones: "Uno se cree que lo mató el tiempo y la ausencia/pero su tren compró boletos de ida y vuelta...", este año, terminado en 8 (porque si no se ha dado cuenta ya ha empezado el 2008), tiene la gracia charadera (porque en Cuba se juega a la bolita apostando a los números de la charada) de que el número 8 significa muerto, así como el 88 es muerto grande, pero no estamos dispuestos a esperar hasta el 2088, por lo que aunque los babalawos no hayan dicho ni pío; pues yo, babalawo cristiano profetizo que "En este año de gracia del Señor, de dos mil y ocho, el Tiranosaurio (Castro) Ruz pasará a mejor vida (probablemente en el mismísmo infierno, si es que a eso se le puede llamar MEJOR), para descanso y respiro de más de 12 millones de cubanos en cualesquiera parte del mundo que se halle, ya sea en Cuba como en los Estados Unidos, Asutralia, el desierto del Sahara o pescando ballenas en Alaska....y no tiene pasaje de vuelta (solo de ida, y en tercera clase)...He dicho"

Y es curioso, porque a fuerza de lavarle el cerebro a la gente, muchos (y me imagino que hasta él mismo se lo creyó) imaginaron que el Tirano Jurásico del Caribe nunca moriría, y aunque algunos vienen anunciando su muerte desde 1959, ya es hora, que "el tiempo y la ausencia" (sobre todo después de la cagalera y desorden intestinal que lo ha separado del poder hace ya más de seis meses) le pasen la cuenta, y que la pelona haga su parte.

Este deseo nada reprimido ha servido incluso para inspirar a pintores y humoristas, que intentan recoger, no ya sólo en su imaginación, sino en sus obras ese momento crucial para la historia de los cubanos. Hace unos meses atrás, visitando una exposición de pintura del pinareño Carlos Luna, radicado en Miami, pude ver cómo éste creador recreó el momento en que la pelona lo hala (jala, en buen cubano) pa´l hueco, y le dice: "Muérete, cabrón".

No hace falta que el Brujo Mayor mexicano (que ya se equivocó el año pasado profetizándola) repita este año en sus predicciones su muerte, o que Walter Mercado diga que este año se acaba su reinado, o que el mismo Guarapo (otro de los tantos sobrenombres del Coma-Andante, Caballo, Barbapapá, Caraecoco, etc, etc, etc) diga que ya no piensa aferrarse más al poder, o que algunos echen mano a la Profecía que hiciera en el siglo XIX el santo Obispo Antonio María Claret y Clará.

Muy pronto, el 20 de enero, cuando se realicen las apañadas y truculentas elecciones cubanas, y en marzo se elija al nuevo Presidente, veremos, una vez más el asiento vacío, y todos cantaremos, aunque el mismo Silvio Rodríguez niegue la interpretación de su canción, las estrofas de "Ojalá pase algo que te borre de pronto/una luz cegadora/un disparo de nieve/Ojalá por lo menos que te lleve la muerte/para no verte tanto/para no verte siempre/en todos los segundos/en todas las visiones..."

Nadie piense por lo que dice arriba que yo le deseo o me alegro (por) la muerte de alguien, no es así, sólo que entre la muerte de uno y la felicidad de aproximadamente catorce millones de cubiches, me voy por la segunda, porque la felicidad de muchos es mejor eleccion que la muerte de uno solo, y más cuando ese solo es un hijodeperra, asesino, tirano, déspota y torturador del campo de concentracion en el que ha convertido a mi adorada Isla de Cuba.    AMEN 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres