Blogia
Cubaneo Cotidiano

LA HORMIGA Y LA CIGARRA

LA HORMIGA Y LA CIGARRA

Acabo de recibir un mensaje de una amiga peruana con la que compartí en las clases de inglés en Miami en una escuela pública (clases que me iniciaron en el inglés, pero que nunca practiqué en el Miami del cubaneo cotidiano donde sólo se hablaba español). Ella es una persona sencilla, cristiana protestante, pero sincera en sus planteamientos y clara en sus ideas. Cada cierto tiempo me manda correos con mensajes cristianos muy bonitos que disfruto leyendo. Hoy me manda una versión peruana del clásico cuento de "la hormiga y la cigarra", que nos puede hacer entender porque la América Latina no se desarrolla (y se va convirtiendo un poco más en la América Letrina), y si lo hace no es gracias a las ideologías socialistoides que están echando a perder a nuestros pueblos.

Me parece curioso, porque si fuera yo el que hubiera mandado este cuento, dirían que soy racista, derechista o facista, !vaya Ud. a saber!, pero no, lo hace una peruana que no es rica, ni blanca, ni reniega de su identidad. Ahí les va el cuento en sus dos versiones. Pónganse a pensar un  poquito y verán la diferencia a la que muchas veces me refiero cuando hablo de la "pobreza del tener" y la "pobreza del ser" tan diferentes, y con la que se nos manipula muchas veces con el deseo de justificar el igualitarismo y distribucionismo socialista.

 VERSIÓN CLÁSICA DEL CUENTO: La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante.  Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo, bailando y jugando. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera. La cigarra tiritando, sin comida y sin cobijo, muere de frío.

VERSIÓN PERUANA DEL CUENTO: La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante. Construye una casa y se aprovisiona de víveres para el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se para el verano riendo, bailando y jugando. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera. La cigarra tiritando organiza una rueda de prensa, en la que se pregunta por qué la hormiga tiene derecho a vivienda y comida cuando quiere, cuando hay otros, con menos suerte que ella, que tienen frío y hambre. La televisión organiza un programa en vivo en el que la cigarra sale pasando frío y calamidades y a la vez muestran extractos del video de la hormiga bien calentita en su casa y con la mesa llena de comida. Los peruanos se sorprenden de que en un país con un crecimiento económico como el suyo dejen sufrir a la pobre cigarra, mientras hay otros que viven en la abundancia. Las asociaciones contra la pobreza y de Derechos Humanos se manifiestan frente a la casa de la hormiga. Los periodistas organizan una serie de artículos en los que cuestionan como la hormiga se ha enriquecido a costa de la cigarra e instan al gobierno a que aumente los impuestos de la hormiga de forma que las cigarras puedan vivir mejor. Respondiendo a las encuestas de la opinión pública, el gobierno elabora una ley sobre la igualdad económica y una ley con carácter retroactivo antidiscriminación. Los impuestos de la hormiga han aumentado y le llega una multa porque no contrató a la cigarra en el verano. Las autoridades le embargan la casa a la hormiga porque no pudo pagar tan altos impuestos. La hormiga se va del Perú y se instala exitósamente en Suiza gracias a su laboriosidad y empeño. La TV hace un reportaje donde sale la cigarra con sobrepeso, ya que se ha comido todo lo que el gobierno le dio mucho antes de que llegue el invierno. La antigua casa de la hormiga se convierte en albergue social para cigarras, y se deteriora ya que sus inquilinos no hacen nada para mantenerla en buen estado. Al gobierno se le reprocha por no poner los medios necesarios para mantenerla. Una comisión de investigación de por qué esto ha pasado se pone en marcha costándole al estado unos cien millones de soles. Entretanto, la cigarra muere de sobredosis. Los medios de comunicación comentan el fracaso del gobierno para intentar corregir el problema de las desiguladades sociales. La antigua casa de la hormiga es ahora ocupada por una banda de arañas inmigrantes. El gobierno se felicita por la diversidad cultural del Perú.

         FIN DE LA HISTORIA....SAQUE SUS PROPIAS CONCLUSIONES

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

M. Ines -

La moraleja del articulo es muy sabia e interesante, pues se puede extrapolar a otros paises. Por ejemplo en el caso de El Salvador, ARENA(partido gobernante)representa a la hormiga mientras que el FMLN(comunistas) representa a la cigarra que traera a las aranas inmigrantes a los comicios de marzo del 2009. Es triste darse cuenta como los pueblos pueden ser enganados con falsas promesas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres